Cuando el Dakar cambió África por Sudamérica

Eduardo Alan es un empresario argentino amante de la aventura. Como muchos de su generación creció viendo las imágenes del Dakar por TV y se prometió que algún día iba a participar de esa carrera. Cumplir su sueño no fue una tarea fácil, pero lo consiguió. Juntó el dinero para pagar la inscripción y la atención de su moto y, obviamente, se hizo un hueco en su agenda para ausentarse de su compañía durante los primeros días de enero de 2008.

Read More