Audi se inspiró en Star Trek para probar sus autos en un entorno virtual

0
71

Audi se inspiró en Star Trek para probar sus autos en un entorno virtual

Audi está probando el llamado “holodeck” de realidad virtual para evaluar el diseño de sus nuevos modelos. Esta tecnología permite crear una imagen tridimensional de un automóvil en un entorno virtual accesible.

De esta forma, los ingenieros de desarrollo y los expertos en producción pueden obtener una impresión global muy realista de un nuevo modelo y de sus proporciones en una etapa muy temprana. Esto permite reducir el número de pruebas y ensayos físicos necesarios, ahorrando así tiempo y costos de desarrollo.

El término “holodeck” procede de la serie de ciencia ficción Star Trek, y hace referencia a una sala especial que simula mundos virtuales. En el “holodeck” de Audi, la ficción se convierte en realidad. En una sala con unas dimensiones aproximadas de 15 x 15 metros cuadrados, los prototipos pueden mostrarse de forma muy realista y en sus proporciones correctas.

Para este propósito, los expertos de planificación de Audi han sido los encargados de recrear con exactitud la sala en la que tiene lugar la evaluación del diseño en el mundo virtual. En esta sala se colocan los modelos virtuales de los vehículos, recurriendo a la ayuda de datos de fabricación actualizados. Estos modelos virtuales pueden experimentarse de forma intuitiva tanto desde el exterior como desde el habitáculo. A diferencia de los entornos de realidad virtual anteriores, hasta seis personas pueden moverse alrededor del modelo al mismo tiempo.

Audi está probado el “holodeck” en la interfaz entre desarrollo y producción. Expertos de ambos departamentos evalúan de forma conjunta la impresión visual y la superficie de los nuevos modelos, y realizan los ajustes y modificaciones necesarios. Esta evaluación supone la etapa final antes de que entren en acción las distintas máquinas que intervienen en la producción del vehículo. Hasta ahora se utilizaban imágenes gráficas en 2D generadas por ordenador, así como modelos físicos realizados a mano, muy costosos y que pueden necesitar hasta seis semanas para ser construidos.

Para trabajar en el “holodeck”, cada usuario utiliza unas gafas de realidad virtual y dos controles manuales para interactuar, además de llevar una mochila individual que contiene un potente PC que pesa solo 3 kg, encargado de calcular la escena a mostrar. Estos ordenadores portátiles se conectan a través de Wi-Fi con una estación de trabajo central, desde la que se controla el intercambio de datos. El modelo tridimensional se puede presentar en distintos entornos.

En una etapa posterior de desarrollo, el “holodeck” permitirá participar a otros miembros del equipo de Audi desde diferentes lugares, lo que facilitará considerablemente la organización del trabajo. Una vez iniciado el proceso de producción, el sistema se utilizará para mantener los elevados estándares de calidad. Audi desarrolló este concepto junto con la agencia de medios Lightshape, de Stuttgart.

La marca de los cuatro aros tiene previsto introducir el “holodeck” de realidad virtual en sus procesos de trabajo antes de que finalice el año. Otro de los objetivos de la fase de pruebas actual se centra en explorar la posibilidad de aplicar la tecnología en otras áreas de la compañía. Los planificadores de producción de Audi ya han creado presentaciones virtuales de etapas completas de la fase de ensamblaje para visualizar futuros procesos.

Otras áreas en las que Audi ya aplica la tecnología de realidad virtual incluyen la formación para los empleados en logística. O la denominada Audi VR experience para el asesoramiento de los clientes, que les permite crear sus propias configuraciones y experimentar los equipamientos opcionales del modelo en el que están interesados de forma realista.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.