El Ford Mustang GT conducido por Steve McQueen en la película Bullitt (1968) que desapareció luego del rodaje de la película fue localizado en México y ya está en proceso de restauración.

Este vehículo, modelo 1968, se convirtió en toda una leyenda gracias a las secuencias de persecución que se realizaron en el film y también porque McQueen, quien falleció en 1980, había hecho público su interés en recuperarlo para sumarlo a su colección privada.

El Mustang GT fue localizado en un depósito de Baja California y había sido adquirido para transformarlo en una réplica del Mustang Eleanor conducido por Nicolas Cage en la película Gone in 60 Seconds (2000).

Sin embargo, cuando se verificaron los números de serie se comprobó que era uno de los dos autos usados en Bullitt y que se trataba del ejemplar utilizado para las tomas de acción en las calles de San Francisco. Su identificación fue confirmada por el evaluador de Ford, Kevin Marti.

El otro auto, que solo fue empleado para las escenas de primeros planos y conducción casual, está en Estados Unidos en manos de un coleccionistas privado.

Bullitt ganó un Oscar al mejor montaje (Frank P. Keller) y fue candidata al mejor sonido. Además, la secuencia en la que el protagonista persigue a dos asesinos a sueldo que van en un Dodge Charger R/T negro fue elegida como una de las mejores escenas de persecución de todos los tiempos.

[sam_pro id=”0_2″ codes=”true”]

 

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.