Weekend of a Champion: La visión de Roman Polanski sobre Jackie Stewart

En mayo de 1971, el director polaco Roman Polanski pasó todo un fin de semana junto al escocés Jackie Stewart. La idea del cineasta fue acompañar al vigente campeón de la Fórmula 1 durante el Gran Premio de Mónaco para retratar la vida de una estrella del automovilismo.

En esos tres días, Polanski tuvo acceso exclusivo a Stewart, a quien acompañó dentro y fuera del circuito. El cineasta, no obstante, se puso en el papel de productor y narrador, mientras que la dirección fue responsabilidad de Frank Simon.

En aquel GP monegasco, Jackie cumplió su papel a la perfección: logró la pole position, lideró todas las vueltas y llevó al triunfo a su Tyrrell 001-Ford Cosworth, logrando así el segundo de los seis éxitos que logró esa temporada. Su supremacía fue tal que le ganó por 25 segundos al sueco Ronnie Peterson (March-Ford Cosworth) y por 53 segundos al belga Jacky Ickx (Ferrari).

Llamado simplemente Weekend of a Champion (Fin de semana de un Campeón), el film recibió buenas críticas y fue reconocido como el mejor documental de la Berlinale de 1972, aunque jamás llegó a estrenarse en salas comerciales.

El documental quedó en el olvido hasta que Polanski decidió actualizarlo con un final en el que él mismo y Stewart se encuentran cuatro décadas después en la misma habitación del hotel donde fue rodado y hablan de cómo cambió el mundo de la Fórmula 1. Esta nueva versión fue estrenada en el Festival de Cannes de 2013.

“Hice este documental hace 40 años por admiración hacia Stewart, pero también porque la Fórmula 1 me parecía un deporte muy cinematográfico. Quería retratar la atmósfera, el glamour que rodeaba a las carreras”, explicó Polanski, que por aquella época aún se recupera de la muerte de su joven esposa Sharon Tate a manos de Charles Manson.

“Pero ese mundo ha cambiado mucho. Por eso he querido terminar Weekend of a Champion con una escena contemporánea y un auto actual. Para mostrar esa evolución, que es muy positiva porque mueren menos pilotos. Ahora los mecánicos cambian las cuatro ruedas en un par de segundos. Todo es impecable como en un laboratorio. Parte del encanto se ha ido; no creo que hubiera podido rodar une filme como éste con Sebastian Vettel o Fernando Alonso”, culminó el director.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.