Renault se asoció con Qualcomm Technologies y Vedecom para desarrollar el proyecto Fabric, cuyo objetivo es recargar las baterías de un vehículo eléctrico mientras circula.

En el ensayo realizado en la pista de pruebas de Satory, cerca de París, dos Renault Kangoo Z.E. han podido cargarse circulando simultáneamente en las dos direcciones, en concreto una recarga de 20 kW a una velocidad de 100 km/h.

Fabric, acrónimo de “análisis de viabilidad y desarrollo de soluciones de carga en carretera para los futuros vehículos eléctricos”, es un proyecto de nueve millones de euros que está financiado parcialmente por la Unión Europea.

Fabric se centra en la viabilidad tecnológica, la rentabilidad económica y la sostenibilidad socio-ambiental de la carga dinámica de los vehículos eléctricos inalámbricos.

Este proyecto está organizado por un consorcio de 25 socios procedentes de nueve países europeos, entre los que figuran constructores de automóviles, fabricantes de equipos, proveedores de servicios y organismos de investigación sobre infraestructuras automovilísticas, viales y energéticas.

 

[sam_pro id=”0_2″ codes=”true”]

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.