El automovilismo argentino rumbo a la nueva normalidad

Mientras que las categorías nacionales piden que la actividad arranque de manera urgente, algunos zonales ya tienen pista libre.

La pandemia de coronavirus provocó una tremenda crisis en el automovilismo argentino, tanto en las categorías nacionales como en las zonales. Sin embargo, desde hace unos días se escuchan motores en Chubut, que habilitó el autódromo de Comodoro Rivadavia para pruebas; y también sucederá lo mismo en Misiones. Y esta medida se replicará a la brevedad en otras provincias en las que el COVID-19 parece estar controlado.

Todas las federaciones y autódromo que ya recibieron el OK para el reinicio de la actividad utilizaron dos protocolos que en su momento confeccionó la Asociación Argentina de Volantes a pedido del autódromo de Buenos Aires. En uno se realizan recomendaciones para el personal que trabaja en el circuito y en el otro para los equipos y pilotos. “Se lo enviamos a las federaciones del país, a las categorías y a los circuitos para que lo tomen como referencia y lo adapten en virtud de su actividad”, le contó el Lic. Daniel Igoillo, vicepresidente de la entidad, a Automundo.

TC Patagónico
TC Patagónico.

Un detalle que no es menor, y que por ahí desanima a aquellos que ven estas pruebas como una señal irrefutable del regreso inminente de las carreras, es que en esta etapa las federaciones solo permiten las pruebas de sus divisiones zonales.

Mendoza, San Juan, Santa Fe y Córdoba también aparecen en la lista de las provincias en las que se volverían a encender los motores. Al menos sus la delegaciones regionales ya les han presentado a los gobiernos provinciales los protocolos pertinentes para replicar las experiencias de Chubut y Misiones.

Con mucha lógica, Igoillo explica: “Las pruebas son un punto intermedio… Si nosotros pasamos de la nada a las carreras habrá cuestionamientos. Pero si pasamos de la nada a las pruebas eso no sucederá. Una vez que se hagan los ensayos el paso hacia las competencias será más corto”. Sin embargo, el directivo de la AAV, que tiene cerca de 20.000 socios, no cree que esto último se logre pronto:“Para mí pueden pasar 30 o 40 días”.

Mientras esto sucede, las categorías nacionales como el Súper TC2000 y el Turismo Carretera esperan el OK del gobierno argentino para recibir la orden de poner sus autos en una grilla de partida. Los protocolos ya fueron presentados y Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, prometió examinarlos este fin de semana.

Habrá que ser paciente, un término recurrente en medio de esta pandemia. Pero el automovilismo, poco a poco, va camino hacia su nueva normalidad en la que no habrá público, solo dos o tres mecánicos por auto, boxes muy apartados unos de otro, reuniones de pilotos vía Zoom, y festejos en solitario.

MATERIAL DE DESCARGA

1-Protocolo sanitario Autódromos y Circuitos general

2-Protocolo sanitario Asociación Argentina de Volantes para Autódromos y circuitos

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios