Chaparral Modelo 2J: Un auto adelantado a su tiempo

Fue creado para la Can-Am y se destacaba por tener dos ventiladores en la parte trasera con los que conseguía efecto suelo. Se lo prohibió, pero su concepto fue probado con éxito en la F.1 varios años después.

¡Automundo también en GOOGLE NEWS!

Las libertades reglamentarias que proponía la categoría Can-Am (Canadian-American Challenge Cup) provocó que en su apogeo, durante los primeros años de la década de 1970, aparecieran todo tipo de vehículos. Uno de los más emblemáticos fue el Chaparral Modelo 2J, que contaba con soluciones adelantadas para su tiempo.

Haciendo honor a su nombre, el veloz pájaro chaparral que también es conocido como Correcaminos, los autos concebidos por Chaparral Cars se caracterizaban por ser muy rápidos gracias a sus atípicos desarrollos aerodinámicos.

Chaparral Model 2J
El Chaparral Model 2J al detalle.

La empresa fundada en 1962 por Jim Hall y James Sharp había ganada mucho prestigio gracias a la calidad y performance de sus autos, que siempre tenían algún dispositivo que sorprendía a sus rivales. Eso sucedió cuando la escudería se presentó en la tercera fecha del torneo de 1970 en el circuito Watkins Glen.

El auto parecía una caja de zapatos. No contaba ni con grandes alerones, ni con flaps móviles, aditamentos que Chaparral ya había utilizado en sus anteriores modelos y que habían sido prohibidos por la Federación Internacional del Automóvil al considerarlas piezas aerodinámicas móviles.

Todos se preguntaban cómo ese auto tan singular iba a producir el efecto suelo necesario para ir a fondo en todo el circuito. El secreto estaba en la parte posterior donde había dos ventiladores M109 Howitzer de 17 pulgadas impulsados por un motor de 45 CV de una motonieve que eran capaces de succionar más de 273 metros cúbicos de aire por minuto a 6.000 revoluciones.

Chaparral Model 2J
El Chaparral Model 2J debutó con Jackie Stewart detrás del volante.

El objetivo de los ventiladores era “chupar” el aire que había debajo del coche para lograr un mayor agarre y tener una mejor maniobrabilidad a cualquier velocidad. Para contener la succión se utilizaban unos faldones de plástico en la parte inferior del vehículo.

Ese sistema, que le permitía al auto descender cinco centímetros a partir de los 65 km/h, se acoplaba a la perfección con el resto de la mecánica compuesta por un motor Chevrolet de aluminio de 700 CV y una transmisión semiautomática de tres velocidades.

El fin de semana de su estreno el Modelo 2J no solo asombró por sus características, sino también por su piloto: el escocés Jackie Stewart, que por ese entonces había ganado el primero de sus tres títulos en la Fórmula 1 (1969, 1971 y 1973).

Chaparral Model 2J
Detalle de los enormes ventiladores.

Stewart puso al nuevo modelo de Chaparral en el tercer lugar de la grilla, aunque en la competencia abandonó por un problema en los frenos.

Tras el debut el 2J estuvo ausente durante varias fechas y recién apareció en las dos últimas, en Laguna Seca y Riverside, con Vic Elford detrás del volante. El inglés marcó la pole en ambas, pero fallas mecánicas le impidieron cruzar la meta.

Al finalizar el año, la FIA le bajó el pulgar al ese Chaparral tras recibir una denuncia de Bruce McLaren, que indicaba que los ventiladores eran piezas aerodinámicas móviles.

Brabham BT46B
El Brabham BT46B debutó y ganó en la Fórmula 1. Luego fue prohibido.

En Chaparral Cars no pusieron mucha objeción en el asunto al considera que el auto era tan veloz, como peligroso y así fue que, de un día para el otro, el 2J quedó en desuso.

Sin embargo, el concepto puesto en práctica por Chaparral Cars se mantuvo vivo. En 1978, por ejemplo, Brabham comprobó su eficacia con el Brabham BT46B. El vehículo, que tenía un ventilador detrás, debutó y ganó con el austríaco Niki Lauda en el GP de Suecia, aunque fue prohibido en la carrera siguiente por el mismo motivo que le habían bajado el pulgar al 2J en la Can-Am.

T50
El T.50 de Gordon Murray también utiliza el ventilador como elemento aerodinámico.

Pero las posibilidades de se sistema siempre quedaron en la mente del ingeniero sudafricano Gordon Murray, diseñador de aquel F.1. Así lo demostró con su deportivo T.50, que fue presentado en 2020 y que utiliza un ventilador para aumentar su eficiencia aerodinámica. Al ser un súper deportivo para la calle lo puede utilizar sin problemas… Al menos por ahora.

Contenido relacionado
Ads

Automundo

Automundo es el blog sobre noticias de la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
EnglishSpanish
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios