Mauro Giallombardo envuelto en llamas

Mauro Giallombardo

Durante la sexta vuelta de la final del Top Race en Río Cuarto, escenario de la última fecha del campeonato, Mauro Giallombardo protagonizó un hecho singular. El habitáculo de su auto se prendió fuego y tuvo que detener el auto a un costado de la pista para escapar de las llamas, que se avivaron aún más cuando abrió la puerta para salir.

Pese a la situación, la reacción de Giallombardo fue la correcta. Saltó del habitáculo, se tiró en el suelo y comenzó a revolcarse, seguramente temiendo que las llamas también lo habían alcanzado. Afortunadamente, el buzo ignifugo que tenía actuó de manera correcta y el fuego jamás lo atrapó, aunque sufrió quemaduras de primer grado en las manos, las piernas y parte del rostro.

Un buzo antiflama homologado tiene una vida útil de unos diez años, siempre y cuando en ese lapso de tiempo no haya sufrido ningún daño. Están confeccionados en Nomex o Amerlan, compuestos capaces de soportar una temperatura de 800 grados durante 18 segundos.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=Fdo5MvSz8og[/embedyt]

Vale destacar que, por reglamento, todos los pilotos deben utilizar elementos de seguridad homologados. Y esto no solo incluye al buzo, sino también a la rompa interior (que también debe ser ignifuga), botas, guantes, capucha, casco y HANS (Soporte de Cuello y Cabeza, por sus siglas en inglés). Gracias a seguir las reglas, lo que pudo ser una fatalidad, terminó solo en un susto.

Ads
Patronelli MotorStore 728×90

Automundo

Automundo es el blog sobre noticias de la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios