Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Espacio Peugeot

Peugeot y su historia dentro del ciclismo

Peugeot y su historia dentro del ciclismo
Bicicleta Peugeot tipo Penny-farthing.

La relación de Peugeot con el mundo del ciclismo comienza en 1886. La marca estaba inmersa en ese momento en una estrategia de diversificación, añadiendo nuevas líneas de producción a las ya existentes como útiles de serraje, miriñaques, máquinas de coser… En 1882 crea un nuevo taller en su fábrica de Beaulieu para producir bicicletas y cuatro años más tarde inicia la producción en serie.

Su gama primigenia estaba formada por un modelo tipo Penny-farthing con un precio que iba desde 225 francos hasta 450. El hecho de no tener cadena y montar un piñón libre hacía que su mantenimiento fuese económico y que pronto ganasen notoriedad. Además, Peugeot comenzó a ofrecer triciclos y una bicicleta con ruedas de 75 cm y un precio de 250 francos. La arquitectura de esta última se mantiene hasta hoy en día. Y fue tan popular que el apelativo Peugeot pasó al vocabulario colectivo para referirse de forma genérica a este medio de transporte.

Apenas en el año 1900, Peugeot contaba con una cartera que incluía ciclos infantiles e incluso tándems y veía aumentada su producción anual hasta las 20.000 unidades.

Durante esos años, por una cuestión económica y de movilidad, las bicicletas eran el medio de transporte más recurrente en la carretera. Los periódicos organizaban por aquel entonces carreras que eran, más bien, pruebas de resistencia por la duración y longitud del recorrido. Para los fabricantes participar en estas pruebas suponía también un medio de promoción.

En 1903 nace el Tour de Francia, ideado por la publicación L’auto bajo el lema “la competición ciclista más larga y dura jamás organizada”. Aunque su carácter extremo acabaría limitándose, sí que creció en celebridad. Por aquel entonces, nace también Peugeot como equipo ciclista.

Peugeot y su historia dentro del ciclismo
Louis Trousselier, ganador del Tour de Francia en 1905.

Los primeros coqueteos de Peugeot con esta competición responden a los triunfos de Hippolyte Aucouturier, alias El Terrible, en la París-Roubaix y la Burdeos-París de 1903. Fue a partir de 1905 cuando el Peugeot surge como tal con las cuatro victorias en el Tour de Francia: 1905 con Louis Trousselier, 1906 con René Pottier y 1907 y 1908 con Lucien Petit Breton.

Tras el final de la Primera Guerra Mundial, el Peugeot experimentaría un hiato de tres años en los que sobrevivió en forma de consorcio con otras escuadras bajo el nombre de La Sportive. Una vez que la situación económica mejoró se volvió a establecer Peugeot como formación independiente. A partir de entonces se mantendría bajo la clásica forma de co-patrocinio, uniendo su nombre al de otros partners.

A lo largo de todos estos años ha habido una serie de puntos de inflexión. Uno de ellos se produjo en 1963, cuando adopta el diseño del motivo ajedrezado blanco y negro, que se haría célebre tanto en sus maillots como en las bicicletas, y que se mantendrá en décadas posteriores. Lo que surgió como un recurso para que el team Peugeot fuese fácilmente reconocible por televisión acabó siendo un rasgo icónico y mítico.

El otro gran momento data de 1975, fecha que supone el inicio de la época dorada del ciclismo. Las bicicletas volvían a estar de moda y Peugeot contaba con aproximadamente 50 modelos en su catálogo. Su imagen se correspondía a la del equipo profesional: mezclaban lujo y deporte, el fiel reflejo de los éxitos que iban cosechando.

Peugeot y su historia dentro del ciclismo
Bernard Thévenet, miembro del equipo Peugeot.

Fue precisamente en 1975 cuando Bernard Thévenet lograba su primera Tour de Francia como miembro del Peugeot, hazaña que repetiría dos años después. Todos estos hitos irían acompañados de un aumento exponencial en las ventas. Las 150.000 unidades comercializadas en 1971 llegarían a casi triplicarse en apenas tres años.

Por su longevidad y la cantidad de triunfos cosechados, está considerado una de las formaciones más célebres del mundo del ciclismo. El medio CyclingRanking.com sitúa el equipo Peugeot como el primero de la historia.

El peso de Peugeot en el mundo del ciclismo todavía se mantiene hoy en día. Por una parte, en el imaginario colectivo. Las bicicletas Peugeot de finales de los 70 y de la década de 1980 son muy valoradas y apreciadas como objeto de colección.

Pero además, Peugeot, como la única Marca con oferta completa de movilidad global, cuenta con una cartera de productos formada por más de medio centenar. Dispone de oferta en la amplia mayoría de segmentos: carretera, todocamino, urbanas, infantiles e incluso eléctricas.

Peugeot y su historia dentro del ciclismo
La Peugeot HYbrid Bike AE21.

El más representativo es la HYbrid Bike AE21. Representa el saber-hacer de Peugeot aplicado al mundo de las dos ruedas: es urbana, con un diseño moderno y elegante, innovadora y enfocada para afrontar todos los retos que propone el uso diario de este medio de transporte. Dispone de elementos plegables, de multitud de huecos portaobjetos y de tecnología híbrida para hacer más cómodos y eficientes los transportes por la ciudad.

Desde hace unos años, Peugeot Argentina comercializa su propia línea de bicicletas. Podés consultar su catálogo aquí.

 

[sam_pro id=»0_2″ codes=»true»]
Tags

Automundo

Automundo es un portal de noticias sobre la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.