C’était un rendez-vous: Un cortometraje lleno de adrenalina

Este film de 1976 en el que un auto recorre a toda velocidad las calles de París fue creado por Claude Lelouch y realizado con una sola toma.

¡Automundo también en GOOGLE NEWS!

En 1976 el cineasta francés Claude Lelouch realizó un cortometraje que tuvo como protagonistas a una Ferrari 275 GTB y a la ciudad de París. La historia de “C’était un rendez-vous” (“Era una cita”) es sencilla: un conductor que atraviesa con su auto la capital francesa a toda velocidad para llegar a tiempo a un compromiso.

En el poster oficial del film se ve la trompa de una Ferrari.

Lelouch consigue atrapar al espectador sin siquiera mostrar al protagonista o al auto. Es que la acción -y el vértigo- llegan a través de una cámara Eclair cam-flex de 35 mm con una lente de gran angular sin giroscopio montada al frente del vehículo que permite ver cómo se atraviesan a fondo lugares emblemáticos de París como el Arco del Triunfo, la Plaza de la Concordia, el Museo de Louvre y la Basílica del Sagrado Corazón, destino final y donde el nombre de la película cobra sentido.

El corto fue polémico porque el conductor rompió todas las leyes de tránsito posibles ya que al no conseguir el permiso para cerrar las calles, el film se realizó con el tráfico real que había en la madrugada de un domingo de agosto.

Durante los 10 kilómetros del tramo, que se recorrieron en poco más de ocho minutos, el auto esquivó peatones, pasó semáforos en rojo y no respetó las velocidades máximas permitidas. De hecho, se dice que llegó a los 235 km/h, aunque su director asegura que jamás superó los 140 km/h…

C'était un rendez-vous: Un cortometraje lleno de adrenalina
Lelouch ultima detalles en el su Mercedes-Benz.

Para la realización del film no se utilizó una Ferrari sino un Mercedes 450SEL 6.9 con una caja automática de tres marchas. Pero en la post producción se agregó el sonido del motor, la aceleración y los rebajes del deportivo de Maranello.

Otro dato que reveló el propio Lelouch es que el conductor del vehículo fue él mismo, saliendo al cruce de algunas leyendas urbanas que indicaban que había sido un taxista parisino o, incluso, un piloto de la Fórmula 1 (el estadounidense Mario Andretti y los franceses René Arnoux y Jean-Pierre Jarier son los más sospechados).

Tras el estreno de la película Lelouch fue arrestado por conducción temeraria, aunque rápidamente fue puesto en libertad. ¡Ah!, la chica que va a su encuentro era Gunilla Friden, su novia.

Con el tiempo C’était un rendez-vous se convirtió en un film de culto y, de tanto en tanto, es homenajeado con todo tipo de vehículos que hacen el mismo recorrido.

 EL RECORRIDO

 

Contenido relacionado
Ads

Diego Durruty

Periodista con 30 años de trayectoria. Trabajó en las revistas CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, en los sitios de Internet SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com y en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Realizó coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. En la actualidad conduce Dos Tipos Audaces, columnista en el programa MundoSport (AM Splendid) y en Surf&Rock FM.  También es docente en DeporTEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
EnglishSpanish
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios